Recubrimientos

Junto con Aplimas SA, ofrecemos al mercado de Plantas Depuradoras, Potabilizadoras, Tanques y Conductos en ambientes ácidos o corrosivos, soluciones BASF de revestimientos para protección estas infraestructuras para industria de tratamiento de aguas residuales, saneamiento, alimentos y bebidas, químicas y petroquímicas, entre otras.

Soluciones Aplimas y BASF para plantas depuradoras, potabilizadoras, tanque y ambientes ácidos

Soluciones para estructuras expuestas a un entorno exigente

Aplimas S.A tiene más de un siglo de experiencia en impermeabilización, reparación y protección de hormigón.

Este conocimiento nos permite ofrecer las mejores soluciones integrales para el entorno corrosivo de las instalaciones de aguas residuales.  Soluciones Aplimas y BASF con tecnologías de vanguardia para garantizar un alto rendimiento.

La gestión, transporte y tratamiento de agua residuales es un proceso complejo y desafiante. Los desagües, conductos, los tanques y las plantas son infraestructuras altamente complejas y diferenciados, que tienen que realizar varias tareas distintas. Un resultado perfecto – agua limpia y potable – sólo se puede lograr si el conjunto de sistema de tratamiento de agua está perfectamente protegido.

Aplimas y Grupo Ecogestionar ofrecen una solución optimizada para cada parte del proceso: impermeabilización, reparación y protección con la mejor tecnología mundial en recubrimientos, reparaciones e impermeabilización de estas infraestructuras ambientales.

Si el elemento de contención del líquido residual no está bien ventilado, se favorecen las condiciones anaeróbicas (deficiencia de oxígeno). En este caso, las bacterias en los residuos generan ácido sulfhídrico en forma de gas. El ácido sulfhídrico pasa de la zona anaeróbica sumergida a la zona aeróbica, donde reacciona con la humedad y el oxígeno, dando lugar a ácido sulfúrico biogénico. El ácido sulfúrico tiene un valor pH bajo y ataca deforma muy agresiva al cemento.

Los condicionantes han ido cambiando a lo largo de los años a causa de la composición de las aguas residuales.

Con anterioridad a los años 80, los niveles de ácido sulfhídrico en las aguas  residuales urbanas eran normalmente en cantidades de 10 partes por millón. La causa era principalmente la cantidad de agua usada en la  descarga  de  las cisternas en los aseos, y la presencia de metales pesados, lo cual reducía la presencia del sulfuro de hidrógeno en el agua.

¿Necesitas ampliar la información? proto@ecogestionar.com.ar / gustavo@xtractec.com

Somos tu socio innovador para la gestión de aguas residuales urbanas e industriales

Las plantas de tratamiento de aguas residuales tienen que lidiar con un entorno extremo: los sólidos en suspensión, la materia orgánica, las bacterias o el agua contaminada son desafíos difíciles para los tanques de tratamiento, las tuberías y las estaciones de bombeo. APLIMAS cuenta con una gama de sistemas para garantizar un funcionamiento eficiente, seguro y continuo de su planta de tratamiento.

Aguas residuales urbanas

El tratamiento de aguas residuales domésticas está destinado a eliminar contaminantes del agua, producir agua potable limpia y generar residuos sólidos que sean adecuados para su reutilización o descarga en el medio ambiente.

Condiciones adversas para los materiales de construcción

En las plantas de tratamiento de aguas residuales se encuentran algunas de las condiciones más duras y exigentes para los materiales de construcción:

  1. Las amenazas habituales a largo plazo para el hormigón armado, tales como el dióxido de carbono, la lluvia ácida y los ciclos de congelación-descongelación.
  2. Flujos de agua turbulenta y sólidos en suspensión, que  causan erosión y abrasión.
  3. Altos niveles de sulfatos y formación ácida inducida por biogénicos, que crean un ambiente agresivo.

Los efectos de dicho tratamiento pueden conducir a un rápido deterioro de las superficies de hormigón y la corrosión de los refuerzos de hormigón y las estructuras de acero. La protección adecuada amplía su ciclo de vida, al tiempo que se reducen los tiempos de inactividad por mantenimiento y los costos de renovación.

Normas de salud y seguridad

Para cumplir con los estándares de calidad modernos, es necesario disminuir la concentración química del agua descargada. También los alrededores deben ser protegidos contra olores desagradables. Un enfoque es encapsular los tanques, pero esto resulta en temperaturas más cálidas, concentraciones más altas de bacterias anaeróbicas y condiciones más corrosivas.


Si el elemento de contención del líquido residual no está bien ventilado, se favorecen las condiciones anaeróbicas (deficiencia de oxígeno). En este caso, las bacterias en los residuos generan ácido sulfhídrico en forma de gas. El ácido sulfhídrico pasa de la zona anaeróbica sumergida a la zona aeróbica, donde reacciona con la humedad y el oxígeno, dando lugar a ácido sulfúrico biogénico. El ácido sulfúrico tiene un valor pH bajo y ataca de forma muy agresiva al cemento.

Los condicionantes han ido cambiando a lo largo de los años a causa de la composición de las aguas residuales.

Con anterioridad a los años 80, los niveles de ácido sulfhídrico en las aguas residuales urbanas eran normalmente en cantidades de 10 partes por millón. La causa era principalmente la cantidad de agua usada en la descarga de las cisternas en los aseos, y la presencia de metales pesados, lo cual reducía la presencia del sulfuro de hidrógeno en el agua.

Desde entonces, las regulaciones, así como ciertos programas tuvieron el objetivo de reducir el consumo de agua en las cisternas, siendo normal encontrar cisternas de doble botón de descarga,    e incrementar la reutilización del agua de la lluvia para reducir la presencia de metales pesados en las aguas residuales. Estas regulaciones y prácticas han provocado que los niveles de gases H2S     se multiplicaran por 10 (de 10 ppm a 100 ppm, en algunos casos incluso 300 ppm). Como    resultado de este desarrollo, la composición de las aguas residuales se ha vuelto también más agresiva. Las consecuencias de esto son:

  • Altas concentraciones de ácido sulfúrico biogénico
  • Exposiciones a largo plazo y con tiempos de contacto prolongados de las superficies a los ácidos, amedida que la formación de ácido sulfúrico es más frecuente
  • Más cantidad de H2S y otros gases permeables a los revestimientos
  • Más colonizaciones de bacterias sulfuro oxidantes que resultan en depósitos más gruesos.

Soluciones tradicionales con revestimientos epoxi-bitumen

El epoxi-bitumen tiene una larga historia en las aplicaciones de aguas residuales, ofreciendo una protección relativamente efectiva por muchos años.

Los revestimientos epoxi-bitumen son relativamente fáciles de aplicar, y muestran resistencia a bajas concentraciones de ácido sulfúrico durante un cierto período de tiempo. Tienen adherencia sobre soportes cementosos secos, y su capacidad para puentear fisuras es bastante limitada.

Durante la aplicación, los revestimientos epoxi-bitumen requieren de superficies de hormigón con una humedad residual inferior al 4%. Normalmente es necesario esperar unos 7 días a temperaturas por encima de 10ºC para completar el curado antes de que el revestimiento pueda puesto en servicio. El espesor total del revestimiento normalmente no excede de los 0.5 mm siendo difícil conseguir una aplicación más gruesa, que podría ser necesaria en superficies irregulares y para incrementar la protección.

Hola, ¿necesitas ampliar la

información?

Las inspecciones de las estructuras existentes tratadas  con  revestimientos  epoxi-bitumen muestran que el movimiento hacia condiciones de exposición más agresivas limita la durabilidad     de los revestimientos basados en esta tecnología. Esto es porque los revestimientos epoxi-bitumen
muestran buena resistencia química a bajas concentraciones de ácido, pero se vuelven ineficaces cuando la concentración aumenta. Además, los estrictos requisitos de aplicación, las capacidades limitadas de puenteo de fisuras y el poco espesor de recubrimiento reducen el factor de seguridad en estos productos. Esto también pone en riesgo la continuidad de la película aplicada, la cual se aplica para proteger las superficies de cemento y acero de la acción de los ácidos.

Resistencia a la acción bacteriana: Ácido sulfúrico biogénico

Cuando se desarrolla un nuevo producto para la protección de las infraestructuras de aguas residuales, una de las razones que diferencian los resultados obtenido en laboratorio de la puesta en uso real de las diferentes tecnologías usadas en las infraestructuras del tratamiento de aguas residuales, es que las pruebas que se hacen normalmente en laboratorio se limitan a la resistencia del ácido sulfúrico y no incluyen la resistencia a la acción bacteriana.

La acción bacteriana es difícil de simular en el laboratorio. Esto es porque no sólo deben replicarse las condiciones para la bacteria en base a la concentración de H2S, contenido de nutrientes, humedad y temperatura, también deben someterse a un crecimiento acelerado que permita  obtener valores que simulen tiempos de exposición prolongados. La experimentación extensiva es necesaria para poder cumplir con las condiciones optimizadas y la situación ambiental en una   escala a tiempo real.

Las condiciones aún más agresivas de hoy en día sugieren que las especificaciones para los revestimientos o membranas usada en conducción de alcantarillado, e infraestructuras de tratamiento de aguas residuales en general, deben contener las siguientes características:

Mayor resistencia a largo plazo al ácido sulfúrico

  • Menor permeabilidad, incluyendo una baja transmisión de vapor de agua y una baja absorción de agua
  • Resistencia a la acción bacteriana
  • Adhesión óptima al soporte
  • Capacidad de puenteo de las fisuras
  • Alta resistencia mecánica (abrasión e impacto)

La calidad de la membrana es también esencial para garantizar la capacidad de barrera y por tanto   la acción protectora a largo plazo. Por esta razón, además de la lista de criterios descritos, algunos criterios de aplicación también han de ser incluidos en estas especificaciones de los revestimientos para evitar los defectos ya descritos en el presente artículo:

  • La tolerancia con la humedad tanto durante la aplicación como durante el curado, especialmente para los trabajos de reparación y mantenimiento
  • Facilidad para conseguir capas sin aparición de poros o pinholes
  • Reducidos tiempos entre capas y de curado
  • Habilidad del producto para ser aplicado en superficies verticales sin presentar descuelgue
  • Adhesión a los soportes de metal
  • Procedimientos de aplicación fáciles en espacios confinados

Los sistemas de protección química tradicionales son insufcientes

Debido al cambio de las condiciones en la composición de las aguas residuales, y al aumento de

Los revestimientos epoxi-bitumen son económicos y fáciles de aplicar, y se aplican en bajo espesor. Su adherencia sobre hormigón húmedo es débil, y el curado es muy lento en bajas temperaturas. Además, el incremento de las condiciones agresivas de los residuos hace que su durabilidad sea muy limitada.

Los ensayos tradicionales de la resistencia de un revestimiento contra el ácido sulfúrico no reflejan la complejidad de los procesos químicos y biológicos que se encuentran en el entorno de las     aguas residuales. Para evaluar la durabilidad, también debe considerarse la resistencia a la acción bacteriana. Finalmente, los revestimientos seleccionados deben mostrar no sólo resistencia biológica y química, sino también buenas propiedades para la aplicación, incluso en soportes húmedos y en espesores mayores. Y aún más importante, necesitan tener capacidades excelentes para el puenteo de fisuras para prevenir que las fisuras en el soporte dañen la membrana y   permitan el paso de los agentes agresivos.

Solución: Sistema MasterSeal 7000 CR para protección efectiva frente al ácido sulfúrico biogénico

Desde MasterBuilders Solutions hemos desarrollado un nuevo producto, basado en una tecnología única denominada Xolutec. que permite combinar las altas resistencias químicas, con la capacidad de puenteo de fisuras, ampliando considerablemente la vida útil de laHsolea,s¿trnueccteusriatass daemphloiarrmlaigón sometidas a ataques químicos: entornos de aguas residuales, industinrifaorqmuaícmióicn?a, etc.

El Sistema MasterSeal 7000 CR se compone de una imprimación y una membrana, ambas con tecnología Xolutec, y presenta unas propiedades hasta ahora no vistas en un mismo sistema:

Alta resistencia química; incluso a altas concentraciones de ácido sulfúrico biogénico (prestaciones

probadas en simulaciones a contacto durante 5 años).

     Alta resistencia mecánica

     Capacidad de puenteo de fisuras estáticas y dinámicas

     Compatibilidad de aplicación en soportes húmedos

     Compatibilidad con aplicación manual o por proyección con equipo adecuado

Tópicos: Risk Management, Expert Insights, Efficiency/Productivity in Construction

Topics: Protección

Contacto: Gustavo Fernández Protomastro proto@ecogestionar.com.ar / gustavo@xtractec.com

Posts por Tema

» Reparación (7)

» Impermeabilización (6)

» Protección (4)

» Pavimentos Industriales (3)

» Cerámica (2)

Ver todo

Hola, ¿necesitas ampliar la información?

Hola, ¿necesitas ampliar la información?